martes, julio 16

La importancia y los desafíos del turismo en América Latina

Más noticias – Noticias de última hora

El turismo es un sector crítico para la economía de América Latina, destacado por su rica diversidad cultural, patrimonio histórico y belleza natural. Con destinos emblemáticos como Machu Picchu, las playas de Cancún y la selva amazónica, la región atrae a millones de turistas internacionales, contribuyendo significativamente al desarrollo económico y social. Según el Consejo Mundial de Viajes y Turismo, el sector turístico representa el 7,9% de la economía regional y se espera que genere más de 17 millones de empleos para 2024.

En respuesta a la creciente importancia del turismo, la OBS Business School publicó un estudio titulado «Evolución y desafíos del sector turístico en América Latina», dirigido por el profesor Albert Guivernau. Este informe analiza la evolución del turismo en la región, los destinos preferidos por los viajeros, su impacto económico y las rutas que atraviesa el sector.

Datos de OBS Business School revelan que el sector turístico en América Latina generó aproximadamente 16,4 millones de contrataciones en 2022, lo que representa el 7,7% del empleo total en la región. Aunque la pandemia ha afectado gravemente al turismo, tanto los gobiernos como los particulares han ayudado a revitalizar la industria, destacando la diversidad y la belleza de la región. Se espera que el mercado de viajes y turismo crezca un 13% para 2024, con incrementos superiores al 10% en países como Chile, Perú y República Dominicana.

Cada vez más extranjeros quieren explorar la belleza de América Latina. Según Guivernau, alrededor del 70% de los viajeros se alojan entre 4 y 13 noches, mientras que las estancias cortas y largas representan el 7% y el 23% respectivamente. Esta tendencia ofrece una gran oportunidad para el desarrollo de la industria turística en la región.

Invertir en turismo no sólo mejora la experiencia del visitante, sino que también es fundamental para la calidad de vida local. Guivernau informa que el crecimiento del PIB en Perú y Colombia ha impulsado mejoras en la infraestructura turística, facilitando el acceso a destinos remotos y mejorando la experiencia turística, lo que también es beneficioso para los ciudadanos.

Colombia: Un destino a la vista

Según datos de ProColombia y OBS Business School, Colombia se ha consolidado como un destino turístico popular durante la última década. Ciudades como Cartagena y Medellín han visto un aumento en el número de turistas gracias a una mayor seguridad y una mayor promoción internacional. En 2023, Colombia recibió 5,86 millones de visitantes y en 2024 se espera que el turismo aporte $3.800 millones al PIB.

Cartagena, con su tradición colonial y sus playas, ha implementado iniciativas para mejorar la infraestructura turística y promover el turismo cultural. Medellín, que ha pasado de ser una ciudad marcada por la violencia a un centro de innovación y turismo cultural, atrae a turistas interesados ​​en su transformación.

Redes y oportunidades del sector turístico en América Latina

Para seguir mejorando el turismo en América Latina, es fundamental abrazar algunos puntos críticos:

– Infraestructura: Muchos destinos necesitan las mejores instalaciones para gestionar grandes flujos de turistas de forma sostenible. La falta de carreteras, aeropuertos modernos y servicios básicos limita el crecimiento del turismo.

– Sostenibilidad: La implementación de prácticas de turismo sostenible presenta desafíos como la necesidad de financiamiento y la resistencia de algunas comunidades locales, pero también ofrece oportunidades para diversificar la oferta turística y atraer turistas ambientalmente conscientes.

– Seguridad: La violencia y el crimen pueden disuadir a los turistas. Sin embargo, varios países han mejorado sus estrategias de seguridad, como México con mayores medidas de seguridad en zonas turísticas y Colombia con mejoras en la seguridad de ciudades como Medellín.

– Administración Pública: Las políticas públicas efectivas y la promoción del turismo son esenciales. Algunos países han implementado políticas de visas flexibles e incentivos fiscales para inversiones en infraestructura turística.

– Tecnología e Innovación: La tecnología es fundamental en la promoción y gestión del turismo. Las plataformas digitales y las redes sociales han revolucionado la forma de promocionar los destinos y planificar los viajes.

– Impacto social: El turismo puede mejorar la calidad de vida de las comunidades locales mediante la creación de empleo y mejoras de infraestructura. Sin embargo, también puede haber desafíos como la gentrificación y la pérdida de identidad cultural.

Guivernau concluye que el turismo en América Latina ha crecido significativamente en las últimas décadas, convirtiéndose en un pilar clave para muchas economías. Si se implementan estrategias y se abordan los desafíos, América Latina podría liderar el turismo global, ofreciendo una multitud de destinos y maravillas a los visitantes.

También te puede interesar – Colaboradores destacados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *